Saltar al contenido

Qué son los termogénicos y para qué sirven

qué son los termogénicos

Adelgazar, perder peso y quemar grasa son algunas de las preocupaciones más extendidas entre la población, ya sea entre deportistas o entre aquellos que no lo son. Debido a esta creciente necesidad de mantener un cuerpo diez han surgido miles de productos adelgazantes a lo largo de los años y los termogénicos son uno de ellos.

Si te interesa este mundo te avanzamos desde ya que existen alimentos termogénicos naturales que puedes utilizar para el mismo objetivo. Y si no tienes ni idea de qué son los termogénicos y para qué sirven quédate también porque a continuación desvelamos información muy valiosa.

Qué son los termogénicos. ¿Sirven para adelgazar?

Esta es la primera pregunta real que debes hacerte antes de lanzarte a comprar cualquier producto para adelgazar, también para el caso que nos atañe: los productos termogénicos.

Y, ¿qué es un termogénico? Dejamos una definición a continuación:

Se denomina termogénico a toda aquella sustancia que permite que suba la temperatura de nuestro cuerpo para que pueda producir reacciones que producen la quema de grasa y la reducción del tejido adiposo corporal. Este proceso lleva el nombre de termogénesis y cuando comienza se experimenta una transformación de las calorías en energía y quemadores de grasa, aunque el resultado siempre dependerá de cada metabolismo y otra serie de factores relacionados con la vida de la persona.

Verás, aunque parezca contradictorio, las personas que tengan un metabolismo lento que haga que la quema de grasas sea más lenta, son las que realmente se beneficiarán más de este tipo de alimentos.

alimentos termogenicos naturales

Pero, recuerda una vez más que los milagros no existen y que estos productos deben tomarse en compañía de una dieta sana y equilibrada combinada con una buena rutina de entrenamiento diario.

Por cierto, no todos los termogénicos actúan igual: existen termogénicos diuréticos o que sirven para reducir el apetito.

Algunos de los suplementos termogénicos están hechos con sustancias naturales como, por ejemplo, el té verde o la cafeína. De los termogénicos más efectivos te hablaremos más adelante.

¿Quieres saber más? Continúa leyendo.

Mejores termogénicos naturales que funcionan

Los termogénicos son quemadores de grasa muy potentes que sirven, en muchas ocasiones, para adelgazar. Al menos eso dice la teoría.

Hay muchas formas de tomar termogénicos, aunque las más habituales son las infusiones y las cápsulas. La que más nos gusta a nosotros es incluir alimentos termogénicos en nuestra dieta diaria para influir en el funcionamiento del metabolismo.

Lo natural siempre es mejor que lo químico y, créenos, existen termogénicos potentes naturales que consiguen el mismo efecto quemagrasas, pero sin riesgos asociados ni efectos secundarios. Algunos de estos alimentos son:

Cafeína

Son muchas las ventajas que tiene para los deportistas, pero la cafeína también es un potente termogénico que hace que se eleve la temperatura de nuestro cuerpo y, por tanto, funciona de quemador de grasas que hace que perdamos peso.

termogénicos

Pimienta negra

Los efectos quemagrasas vienen a través de la piperina. Esta propiedad se encarga de bloquear a las nuevas células de grasa y, eso no es todo, también ayuda a regular la temperatura de nuestro cuerpo para conseguir acelerar la quema de calorías y, por tanto, de grasa.

Aceite de coco

Los ácidos grasos que contiene son los que ayudan a acelerar nuestro metabolismo.

Té verde

Uno de los termogénicos más efectivos. Acelera la oxidación de grasas y, gracias a ello, se produce un aumento en el gasto de calorías. Tendrás que tomar de dos a cuatro tazas al día para notar sus efectos.

Jengibre

El jengibre funciona como un antiinflamatorio natural y ayuda a la perdida de peso. Además, es muy recomendado en el mundo de la nutrición por sus beneficios en la salud.

Recuerda que es posible perder peso de forma saludable. ¡Sigue estos consejos!

Lista de alimentos termogénicos

Pero espera, no creas que nuestra lista de termogénicos naturales se acaba ahí. Todos los alimentos que mencionamos a continuación cumplirían los requisitos para que se lleve a cabo la termogénesis o quema de grasas y por eso se utilizan antes de entrenamientos running y fitness porque, además, sirven para mejorar la calidad muscular o el aporte vitamínico. 

  • Frambuesas. Funciona directamente en las hormonas reguladoras de nuestro metabolismo. De hecho, es una de las frutas más quemagrasas que existen y lo mejor, es que sus propiedades termogénicas son totalmente naturales.
  • Quinoa. Hace unos años ni siquiera sabíamos que existía y en la actualidad es algo que no puede faltar en una dieta por su alto contenido en proteína y fibra. Es un quemador de grasas súper potente. Basta con que sustituyas el arroz por quinoa y listo.
  • Avena. Lo mismo ha ocurrido con la avena. Hoy por hoy es súper usada en los desayunos. Nosotros te recomendamos que optes por un yogur desnatado con frutos rojos y avena para empezar el día con una gran cantidad de energía. Por cierto, también tiene antioxidantes y ayudan a nuestro colesterol.
  • Manzana. Antioxidante, vitaminas y fibra. Todo eso es contiene la manzana pero además, también tienes que saber que no contiene ni calorías, ni grasas, ni sodio. Te recomendamos consumirla con piel para mantener toda la fibra.
  • Nueces. Cuando todas las dietas deportivas las incluyen, es por algo. Vienen genial para cuando te entra esa hambre entre horas tan perjudicial si quieres mantener el peso ideal. También puedes incluirlas en el desayuno o, incluso, en las ensaladas.
  • Pomelo. Es perfecto como quemagrasas y, además, contiene vitaminas, fibra y antioxidantes. Bastará con un pomelo al día para conseguir bajar de peso.
  • Pechuga de pollo. Sin duda el plato estrella de todas las dietas y, no solo eso, sino que, además, es un excelente alimento termogénico. Lo mejor que tienen es que puedes comerlas tanto en la comida como en la cena. Eso sí, cocínala sin piel. Acompáñala con una tostada integral de pan y listo. Por cierto, en vez de añadirle sal, prueba a ponerle pimienta negra. Como te hemos dicho antes, es otro producto termogénico perfecto para tu organismo.
  • Plátanos. Es perfecto para antes de los entrenamientos gracias a su alto contenido en potasio. Pero tienes que saber que también tiene vitaminas, antioxidantes, minerales y fibra. Además, es quemagrasas y te vendrá genial en tu dieta. Eso sí, ¡solo uno al día!
  • Peras. Está también incluida en todas las dietas por su bajo aporte calórico. Hidrata tu cuerpo y contiene vitaminas, fibra y antioxidantes.

¿Cómo tomarlos? Termogénicos en infusión

Como te hemos nombrado antes, existe la posibilidad de que tomes estos productos termogénicos en infusiones.

bebidas termogénicas

Por eso, queremos darte algunas ideas que seguro que te ayudan:

Infusión de manzana y canela

Gracias a la cáscara de la manzana y a la actividad termogénica de la canela, puedes tener en tu poder un termogénico súper potente. Usa tres manzanas (con la piel) en un litro de agua y ponlo en el fuego hasta que hierva.

Cuando se temple, ponle una cucharada de canela y ve bebiéndotelo durante el día.

Infusión de té blanco y canela

Tan fácil como hacerte un té blanco y ponerle una cucharada de canela dentro. No solo tiene propiedades termogénicas, sino que también tiene propiedades antioxidantes. Puedes sustituirlo por el té verde si lo prefieres.

Infusión de jengibre y piña

Aúna el poder depurativo de la piña con el poder termogénico del jengibre para conseguir una bebida súper saludable.

Te bastará con la ralladura del rizoma de jengibre hervido y, tras filtrarlo, añadiéndole un zumo natural de piña.

Infusión de cayena, miel y té verde

Haz el té y, a continuación, añade pimienta de cayena y una cucharada de miel. ¡Listo!

Efectos secundarios de los alimentos termogénicos

Sí, los alimentos termogénicos son muy importantes para nuestro organismo tal y como te hemos contado. Eso sí, como en todo, hay que tener mucho cuidado con su consumo porque los excesos no son buenos nunca. Por tanto, llevar un consumo controlado te permitirá no experimentar efectos secundarios asociados, como puede ser la variación en el ritmo cardíaco. 

Estos suplementos no se recomiendan a personas que tengan hipertensión, problemas de corazón o problemas de circulación. Es más, en las personas que lo sufren pueden surgir taquicardias o arritmias.

Pero hay más, el consumo de alimentos termogénicos tampoco está aconsejado para las personas con una dieta baja de carbohidratos. Ten en cuenta que nuestro cuerpo tiene que tener unas reservas de glucógeno para poder producir energía y, si no tomas hidratos, el consumo de termogénicos es negativo para ti.

Queda claro que los suplementos naturales siempre serán mejor que los químicos y, llegado el caso de que quieras incluir alguno en tu dieta, te recomendamos que lo consultes con tu entrenador personal o nutricionista. Ellos te aconsejarán de la mejor forma para incluir suplementos termogénicos en tu dieta y, por supuesto, te contarán qué vitaminas y minerales tienes que tomar para completar su correcto funcionamiento.

Por cierto, seguimos defendiendo el hecho de que los productos milagrosos para adelgazar NO existen. Es cierto que los alimentos termogénicos pueden ayudarte a adelgazar, pero igualmente puedes lograrlo con una dieta saludable y un entrenamiento running especialmente diseñado para perder peso.